Pinturas Actuales

Amaike: Niña Tierra, Niña Luna

Óleo sobre tela 120 x 120 cm.
Gracias Mamita Muerte por devolverme la Vida

Oleo sobre tela 160 x 90
Gracias Diosa Muerte por acogerme en el vientre de mi madre
Gracias Mamita Muerte porque en tu vientre oscuro acurrucaste a mis niños
Gracias Mamita Muerte por devolver mi niña a la Vida
Gracias Mamita Muerte por danzar conmigo desde el momento en que fui concebida
Por acurrucarme, por impulsarme, por desapegarme, por liberarme, por transformarme, por enseñarme a vivir
Camino tomada de tu mano
Viviendo me acerco a ti
Amando me quemo en tu aliento.
Mandala IV: Ofrenda para la sanación

Oleo sobre tela 120 x 120 cm.
Diosa verde
Hembra santa
Te ofrendé mi corazón denso y nebuloso, lo acercaste al tuyo hasta que recobró el calor y el entendimiento. Imagino que me lo devolviste pero presiento que jamas lo haz separado, y que por mis mejillas corrieron tus lagrimas, que mi rabia y vergüenza fue tu desafío, que mi encierro fue tu silencio y mi instinto sanado tu amor.
En mi risa llanto navegué tus ríos de risa llanto, para llegar a tu fuente, para bañarme en tus penas profundas y envolverme en risa clara. Solo tu pubis me calma, solo tu aroma me adormece. Inmensa como la vida, pequeña como mi existencia.
Ofrenda para la sanación
Ofrenda para que te levantes hembra santa
Rogativa para unificar mi energía y elevar mi conciencia
Te agradezco por develar mis miedos y romper mis corazas
Diosa verde
Hierba santa
Mamita medicina.
Transmutación
Oleo sobre tela, 90 x 140 cm.
Siente mis huesos
¿los sientes? habita mi piel
escuchas el dolor?
está aullando
el orgullo tronando
sientes lo que sembramos?
lo hicimos juntos, no te reconoces en él?
lleva tu marca, tu traición, tu mentira
la sembramos en mi delirio de santa,
sin saber que mi vocación no alcanzaría para perdonar tus pecados,
ahora, solo queda perdonar los míos.
Tengo una batalla entre mi corazón que quiere florecer
y mis huesos que nada olvidan.

Mamita mía entra en mi
mátame mil veces
necesito conocer tu silencio
necesito conocer tu vacío
necesito mirar por tus ojos huecos
que nada retienen ni conservan.
Estoy esperando en tu vientre oscuro
a que me vuelvas a parir.

Tengo al Sol en mi pecho y a la Luna en mi vientre

Óleo sobre tela, 118 x 178 cm.
Mandala III: Tu inmenso amor me atraviesa de extremo a extremo hasta hacerme infinita

Óleo sobre tela, 120 x 120 cm.