Diosa verde
Hembra santa
Te ofrendé mi corazón denso y nebuloso, lo acercaste al tuyo hasta que recobró el calor y el entendimiento. Imagino que me lo devolviste pero presiento que jamas lo haz separado, y que por mis mejillas corrieron tus lagrimas, que mi rabia y vergüenza fue tu desafío, que mi encierro fue tu silencio y mi instinto sanado tu amor.
En mi risa llanto navegué tus ríos de risa llanto, para llegar a tu fuente, para bañarme en tus penas profundas y envolverme en risa clara. Solo tu pubis me calma, solo tu aroma me adormece. Inmensa como la vida, pequeña como mi existencia.
Ofrenda para la sanación
Ofrenda para que te levantes hembra santa
Rogativa para unificar mi energía y elevar mi conciencia
Te agradezco por develar mis miedos y romper mis corazas
Diosa verde
Hierba santa
Mamita medicina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada